Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


TUMORES MUSCULOESQUELÉTICOS DIAGNOSTICADOS DURANTE EL PERÍODO GESTACIONAL

Autores:

IVAN COPETE GONZALEZ, CAROLINA DE LA CALVA CEINOS, MANUEL ANGULO SANCHEZ, JOSE VICENTE AMAYA VALERO, FRANCISCO BAIXAULI GARCIA

Categoría:

Tumores (cualquier zona)

Introduccion:

El diagnóstico de sarcoma muscoloesquelético en mujeres embarazadas es poco frecuente y, cuando aparece, supone un reto decidir el momento y el método terapéutico correcto.

Objetivos:

Analizar nuestra experiencia en el manejo de sarcomas musculoesqueléticos diagnosticados durante la gestación.

Material y metodología:

Realizamos un estudio retrospectivo de casos en los que coexistía un tumor musculoesquelético susceptible de recidiva local o con capacidad metastatizante, con el estado de gestación durante los años 2014 y 2017. Se determinaron datos epidemiológicos del paciente y la gestación, diagnóstico anatomopatológico, localización, y presencia de metástasis al diagnóstico. Determinamos el tipo y el momento de realización de la cirugía y terapias adyuvantes; recidivas locales o sistémicas, y supervivencia.

Resultados:

Fueron seleccionadas 7 mujeres. La edad media fue de 32 años. Dos pacientes presentaron un tumor de células gigantes, tres tumores con capacidad metastatizante (rabdomiosarcoma pleomórfico, condrosarcoma extraesquelético y liposarcoma mixoide) sin metástasis al diagnóstico. Fueron excluidos 2 tumores benignos. Las localizaciones fueron fémur distal (3), tibia proximal (2), eminencia tenar (1), pelvis (1). En todos se realizó estudio de extensión mediante TC torácico con protocolo de baja dosis y protección abdominopélvica. La intervención se realizó en 4 casos en el tercer trimestre del embarazo y en el caso restante a los tres meses del parto. En dos de los tumores malignos se realizó resección tumoral y adyuvancia con quimiorradioterapia, uno de ellos recibió además quimioterapia neoadyuvante; el caso restante se presentó como recidiva durante el embarazo y precisó de amputación y adyuvancia con quimiorradioterapia postoperatorias. Respecto a los TCGs, uno fue tratado mediante resección al finalizar la gestación. El segundo se trató durante el tercer trimestre mediante legrado, instilación de nitrógeno líquido y relleno con matriz ósea. Se detectó recidiva local del liposarcoma tras cinco años, tratada con radioterapia. Un condrosarcoma presentó metástasis pulmonares y recibió quimioterapia. No ha habido más complicaciones ni fallecimientos durante el seguimiento.

Conclusiones:

Aunque resulta difícil tomar una decisión sobre el tratamiento y momento idóneo en estas pacientes, dirigiremos nuestros esfuerzos hacia la realización de un tratamiento curativo que sea poco agresivo para el feto.