Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


USO DE VASTAGO CONICO CORTO MODULAR EN ALTERACIONES DEL FEMUR PROXIMAL EN PACIENTES MENORES DE 65 AÑOS.

Autores:

FERNANDO TRELL LESMES, FRANCISCO JAVIER FERNANDEZ DORAL, MÓNICA MARTÍNEZ MASIDE

Categoría:

Cadera

Introduccion:

Existen situaciones que alteran la forma del fémur proximal, como la displasia de caderas, antecedentes de osteotomías o cirugías previas y secuelas de fracturas. Esto condiciona alteraciones en la versión, discordancia entre fémur metafiso-diafisario, cuellos cortos, debilidad de la pared externa y alteraciones del trocánter mayor. El uso de vástagos convencionales puede ser imposible en algunos de estos casos.

Objetivos:

Revisión de los casos intervenidos en nuestro centro con alteración de la morfología de fémur proximal y tratados con vástago cónico corto de Wagner modular en pacientes menores de 65 años.

Material y metodología:

Se revisan retrospectivamente 15 prótesis de cadera con vástago modular cónico corto tipo Modulus (Lima©). El seguimiento medio fue de 54, 4 meses. Se recogieron los siguientes datos: Postel Merlé d’Aubigne, diferencia de longitud de miembros inferiores, dolor de muslo, cojera y complicaciones.

Resultados:

Fueron 7 varones frente a 8 mujeres, con 8 prótesis derechas/7 izquierdas /un caso bilateral. La edad media fue de 48,7 y el índice de masa corporal de 25,8. Se precisó suplementar con auto- injerto estructural de cabeza femoral en acetábulo en 8 casos con incorporación en todos ellos. Los pares de fricción utilizados fueron: cerámica-cerámica en 8, el polietileno-cerámica en 5 casos, poletileno-metal en 1 caso y el doble movilidad en 1 caso. La diferencia de longitud de miembros inferiores preoperatorio de igual-mayor de 2 estaba presente en 13 casos y post-operatoria con más de 1 cm en 4. En un caso se realizó una osteotomía de fémur distal de Restrepo. La cojera preoperatoria se manifestaba en los 15 casos y después de la intervención en 2. En ningún caso se ha objetivado dolor de muslo. La escala Merle D’Augbine preoperatoria fue de 6 mejorando a 15 en el postoperatorio. Como complicaciones, tuvimos 2 fracturas intraoperatorias que precisaron cerclajes y una luxación postoperatoria inmediata en el paciente en el que se puso doble movilidad.

Conclusiones:

El uso de estos vástagos facilita la técnica quirúrgica, nos permite una adecuada colocación del componente femoral con corrección de la anteversión y lateralización con una fijación femoral adecuada en estos pacientes en donde la anatomía y calidad ósea están alteradas.