Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


Tornillos iliosacros en las fracturas del anillo pélvico. ¿Es necesaria su retirada?

Autores:

ANA ELENA SANZ PEÑAS, ROBERTO ESCUDERO MARCOS, ALEJANDRO BAÑUELOS DIAZ, ÁLVARO QUINTANILLA GARCÍA, JAVIER LÓPEZ SÁNCHEZ, MANUEL FRANCISCO GARCIA ALONSO

Categoría:

Trauma

Introduccion:

La estabilización posterior del anillo pélvico se realiza habitualmente con tornillos iliosacros percutáneos que fijan la articulación sacroilíaca (SI). El dolor crónico de la SI es una potencial complicación, tanto por la lesión traumática de la misma, como por la síntesis con tornillos que la fijan sin artrodesarla.

Objetivos:

Evaluar el dolor residual sacroilíaco y la funcionalidad que presentan los pacientes con fractura de anillo pélvico tratada mediante tornillos iliosacros percutáneos, así como la necesidad de retirada de los mismos.

Material y metodología:

Se realizó una revisión retrospectiva de 38 pacientes consecutivos con fractura de anillo pélvico que requirió una osteosíntesis con tornillos iliosacros percutáneos entre 2010 y 2017. Se recogieron datos demográficos, lesiones asociadas (Injury Severity Score-ISS), funcionalidad previa y posterior a la fractura (Majeed), dolor sacroilíaco residual tras la intervención quirúrgica (Escala Visual Analógica-EVA) y evolución radiológica.

Resultados:

La edad media fue de 46 años [14-88; DE 17’25]. El 71'05% presentó lesiones asociadas, con un ISS medio de 20’53 [6-43; DE 10’00]. El 94’59% tenía una buena funcionalidad previa (acorde a su edad). Tras la intervención, el 84’21% de los pacientes presentó una funcionalidad buena-excelente, con un Majeed medio de 78’95 [0-98; DE 18’11]. Tras un seguimiento medio de 15’21 meses [2-75 meses; DE 14’55] la media de dolor residual sacroilíaco (según la EVA) fue de 2’26 [1-8; DE 1’35]. Radiográficamente, en el 18’42% de los casos se produjo una pérdida de reducción de la fractura, pero en ningún caso hubo osteolisis de los tornillos. En un caso (2’63%), fue necesaria la retirada del tornillo iliosacro debido a que el paciente desarrolló una radiculopatía S1.

Conclusiones:

La osteosíntesis percutánea mediante tornillos iliosacros en las fracturas de anillo pélvico presenta buenos resultados a medio-largo plazo sin necesidad de retirada de los mismos de manera sistemática, presentando una óptima recuperación funcional y escaso dolor residual.