Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


UTILIDAD DEL RECUPERADOR DE SANGRE TRAS ARTROPLASTIA TOTAL DE RODILLA

Autores:

INÉS DE BLAS SANZ, FERNANDO JOSE TAVARES SANCHEZ-MONGE, IGNACIO AGUADO MAESTRO, ÁLVARO QUINTANILLA GARCÍA, JAVIER LÓPEZ SÁNCHEZ, MANUEL FRANCISCO GARCIA ALONSO

Categoría:

Rodilla

Introduccion:

La artroplastia total de rodilla implica gran pérdida sanguínea. El uso de recuperadores de sangre para realizar autotranfusiones se ha extendido como forma de evitar transfusiones alogénicas y por tanto, sus complicaciones.

Objetivos:

Valorar la utilización de recuperadores de sangre en artroplastia de rodilla, sus complicaciones y la necesidad de tranfusión alogénica a pesar de su uso

Material y metodología:

Se realizó un estudio retrospectivo que incluyó 100 pacientes mayores de 70 años consecutivos intervenidos de artroplastia total de rodilla con recuperador Stryker ConstaVac CBCII entre diciembre 2014 y junio 2015. Se recogieron datos demográficos, tiempo de cirugía, descenso de hemoglobina a las 24 horas postintervención, volumen de sangre autotransfundido, tasa de transfusión, incidencia de fracaso del recuperador (no pudo reinfundirse sangre del mismo) y de sus complicaciones.

Resultados:

Se incluyeron 100 pacientes (70% mujeres) con edad media de 75,11 años [4.05,70-88]. En el 56% de las artroplastias se conservó el ligamento cruzado posterior. El tiempo medio de cirugía 91.42 minutos [13.7, 70-132]. El descenso medio de hemoglobina fue de 3.1 g/dl . El volumen de sangre autotransfundido medio fue 439.62 ml [193.6,100-1050]. El fallo en el sistema de recuperación se produjo en 10% de los casos. Tres pacientes precisaron interrupción de autotransfusión debido a cuadro sincopal al inicio de la infusión, precisando todos ellos trasfusión alogénica. En 6 pacientes no se recogió cantidad suficiente en el recuperador para transfundir, necesitando uno de ellos trasfusión alogénica. Todos ellos eran prótesis posteroestabilizadas. En un paciente se produjo la pérdida del drenaje durante el postoperatorio inmediato. La tasa de transfusión fue del 9%.

Conclusiones:

La tasa de transfusión se sitúa en el 9%, siendo en los pacientes en los que fracasó el recuperador del 40%. La utilización de recuperadores es una técnica segura, sin aparición de complicaciones graves, aunque presenta dificultades que obligan a su suspensión en el 10% de los casos. Estudios comparativos con otros sistemas de ahorro de sangre como el ácido tranexámico son necesarios para comparar resultados y coste.