Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


MORTALIDAD ASOCIADA A FRACTURAS PERIPROTESICAS DE CADERA. COMPARACION ENTRE FRACTURAS B1 TRATADAS MEDIANTE REDUCCION Y OSTEOSINTESIS Y FRACTURAS B2-3 TRATADAS MEDIANTE REVISION PROTESICA

Autores:

BLANCA GARCIA COLINO, DAVID SAEZ MARTINEZ, EMILIO CALVO CRESPO, RAUL PARRON CAMBERO, FELIPE LOPEZ-OLIVA MUÑOZ

Categoría:

Trauma

Introduccion:

Las fracturas periprotésicas de cadera son una patología en auge dado el aumento de artroplastias primarias de cadera y el aumento de la esperanza de vida en la población. La mortalidad descrita para este tipo de fracturas es similar a la de las fracturas de cadera en el anciano. El tratamiento convencional en fracturas B1 ha sido la reducción abierta y osteosíntesis. Sin embargo existen nuevas indicaciones de recambio para fracturas B1.

Objetivos:

Dada la edad avanzada y morbilidades de estos pacientes, se pretende comparar la mortalidad asociada al tratamiento quirúrgico mediante reducción abierta y osteosíntesis vs recambio.

Material y metodología:

Se revisaron las historias de 45 pacientes con fracturas periprotésicass Vancouver B1, B2 y B3 tratadas de forma quirúrgica, ocurridas entre 2012 y 2018 en el H. U. Fundación Jiménez Díaz.

Resultados:

De los 45 pacientes, 17 eran fracturas tipo B1 (37,8%), 27 eran B2 (60%) y 1 era B3 (2,2%). 15 pacientes (33,3%) tenían una prótesis parcial de cadera frente a 30 (66,7%) con prótesis total de cadera. La edad media fue 83 años (52-96 años), con una media de 84,4 años en las B1 y 81,5 años en B2-3. Un 86,7% eran mujeres. El tiempo medio de seguimiento fue 11,7 meses (0-51). El tiempo medio entre cirugía primaria y fractura fue 7,9 años, sin diferencias significativas entre los dos grupos. La mortalidad a 1 año en el grupo con fracturas B1 fue del 5,9% y en el grupo con B2-3 fue del 14,3%.

Conclusiones:

La menor mortalidad observada en el grupo de pacientes con fracturas B1 tratados mediante osteosíntesis frente a los pacientes del grupo con fracturas B2-3 tratados con recambio, pese a tener una edad media más avanzada, sugieren que siempre que sea posible y cuando de manera intraoperatoria se confirme que el vástago esta correctamente anclado, el tratamiento de las fracturas periprotésicas B1 debe ser la osteosíntesis.