Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


REGRESO AL DEPORTE Y TOLERANCIA A LA ACTIVIDAD POST OSTEOTOMÍA PERIACETABULAR (PAO)

Autores:

MARTA COMAS AGUILAR, LUIS JOSE RAMIREZ NUÑEZ, MANUEL RIBAS FERNANDEZ, CARLOMAGNO CÁRDENAS , EMANUELE ASTARITA , GABRIEL CHACÓN

Categoría:

Cadera

Introduccion:

La Osteotomía Periacetabular (PAO) descrita por Ganz et al. (1988), es un procedimiento quirúrgico aceptado a nivel mundial para tratar la displasia sintomática del desarrollo de la cadera (DDH) en pacientes esqueléticamente maduros. Muchos pacientes aquejan dolor mecánico e inestabilidad, lo que limita las actividades deportivas. La información es limitada en cuanto al retorno a la actividad deportiva después de una OPA.

Objetivos:

Evaluar si los atletas jóvenes pueden retornar a la actividad deportiva de alta intensidad post intervención quirúrgica mediante PAO.

Material y metodología:

Revisión de nuestra base de datos institucional de recopilación retrospectiva de 2007 a 2016, identificando atletas de alta intensidad con DDH, tratados mediante técnica PAO mínimamente invasiva. En todos los pacientes, se realizó un abordaje inguinal-transartorial mínimamente invasivo. Se midieron el ángulo del borde central (CE), el índice acetabular (AI) y el ángulo vertical del centro anterior (VCA) en proyecciones AP y falso perfil. La puntuación UCLA se usó para medir la actividad física, mientras que dolor, rango de movimiento y función se midieron rutinariamente usando la Non-Arthritic Hip Score (NAHS). Los registros se obtuvieron preoperatoriamente, anualmente y en el último seguimiento de forma rutinaria.

Resultados:

145 pacientes fueron tratados con PAO. 43 pacientes participaron en deportes de alto impacto (9 hombres y 34 mujeres) con una edad promedio de 26 años. El seguimiento medio fue de 52.45 meses. El puntaje promedio de NAHS mejoró de 79,15 a 94,56 puntos (p <0,001). El puntaje UCLA experimentó un cambio leve, de 9.4 a 8.9 en el último control postoperatorio (p = 0.345). El ángulo CE mejoró de 16,53º a 37,15º (p <0,001). El ángulo AI promedio mejoró de 18.95º a 8.8º postoperatorio (p <0,001), y el ángulo VCA promedio mejoró de 26,77º a 40,49º (p <0,001). La parestesia transitoria del nervio fémoro-cutáneo lateral (LFN) fue la complicación más frecuente (5,59%). No se observaron complicaciones mayores.

Conclusiones:

De acuerdo con nuestros resultados, se puede esperar una mejoría de los resultados clínicos y funcionales, pudiendo, todos los atletas, mantener las actividades preoperatorias de alta intensidad después de la PAO.