Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


La Enfermedad de Kienbock en mujeres

Autores:

CAROLINA VIANA GIORNO, SERGIO POMBO EXPOSITO, ALBERTO JORGE MORA, JESUS PINO MINGUEZ, JOSE RAMON CAEIRO REY, CARLOS IRISARRI CASTRO

Categoría:

Mano y muñeca

Introduccion:

Los hallazgos radiológicos de la necrosis avascular del semilunar fueron descritos en 1910 por Robert Kienböck, llamándolo Lunatomalacia, término hoy día sustituido por el de Enfermedad de Kienböck (EK). En su serie recogió 11 casos en varones y 5 en mujeres, lo que inició la tendencia a considerar esta patología como esencialmente “masculina”, afectando especialmente a pacientes jóvenes. Sin embargo, en los años más recientes, han sido publicadas series que constatan que la EK en mujeres es más frecuente de estimado, cuando los datos provienen de Centros Médicos donde no tarta de manera mayoritaria a pacientes en edad laboral.

Objetivos:

El objetivo primario es investigar el porcentaje y las características de la EK en mujeres. El secundario es estudiar la evolución y pronóstico de la EK en este grupo, en base a nuestra experiencia y a la evidencia actual, así como las indicaciones y resultados de los distintos tratamientos empleados

Material y metodología:

Análisis retrospectivo de los datos de dos Unidades de Cirugía de la Mano (Santiago de Compostela y Vigo), sobre una serie global de 100 casos de EK, recogidos en el período septiembre-1992/septiembre-2017.

Resultados:

De los 100 pacientes, 54 eran varones y 46 mujeres. De las 46, según su edad, 3 casos fueron Lunatomalacias Infantiles (9 a 12 años), 4 fueron Lunatomalacias Juveniles (13 años hasta la maduración esquelética), y las restantes en mujeres adultas. Longitud del cúbito: no difirió de los hallazgos en varones Lateralidad: 4 casos bilaterales. En los casos unilaterales, no se encontró diferencia significativa entre los lados derecho e izquierdo.

Conclusiones:

La EK afecta a un grupo de pacientes heterogéneos, y no siempre existe una concordancia exacta entre los hallazgos radiográficos y el resultado funcional, algo para tener en cuenta a la hora de sentar una posible indicación quirúrgica. En mujeres la EK es bien tolerada, siendo en las de edad avanzada prácticamente asintomática, lo que limita la cirugía en dichos casos. No todas las NAV que sufre el Semilunar pueden englobarse en un solo tipo de EK, pudiendo considerarse variantes como desórdenes hematológicos e inmunitarios. Este tipo de etiologías son frecuente en pacientes femeninas de edades avanzadas.