Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


Tratamiento de la artrosis interfalángica proximal mediante denervación articular

Autores:

ISIDRO JIMENEZ JIMENEZ, MARTA FELIPE PEÑA, CARLOS GUSTAVO MURATORE MORENO, JONATHAN RUBÉN CABALLERO MARTEL, EDUARDO MORALES MATA, JOSE A. MEDINA HENRIQUEZ

Categoría:

Mano y muñeca

Introduccion:

La artrosis interfalángica proximal (IFP) es la segunda causa de dolor en la mano tras la artrosis del pulgar. La artroplastia es el tratamiento quirúrgico más utilizado consiguiéndose una movilidad de 40-60º. Tiene varios requisitos y su rescate es complejo. La artrodesis consigue buen control del dolor pero eliminar la movilidad es un precio muy caro. Hay pacientes con buena movilidad y estabilidad cuyo problema es dolor. En estos casos la denervación puede aportar un equilibrio entre control del dolor y mantenimiento de movilidad.

Objetivos:

Analizar los resultados obtenidos en el tratamiento de la artrosis IFP mediante denervación articular según técnica descrita por Loréa pero mediante abordaje volar en zig-zag.

Material y metodología:

11 casos en 11 pacientes intervenidos entre noviembre 2007 y noviembre 2017. Artrosis idiopática en 10 casos y postraumática en uno. Anestesia regional 6 casos y local 5. Se recogieron datos demográficos, comorbilidades, dedo afecto, balance articular, EVA para dolor y cuestionario DASH.

Resultados:

6 hombres y 5 mujeres. Edad media 59 (rango 30–69) años. Seguimiento mínimo 12 meses. Dedo más afectado anular (5 casos). La puntuación media en EVA pasó de 7,8 (rango 5–10) a 1,4 (rango 0–3) puntos y el DASH pasó de 43,6 (rango 34,1–71,3) a 8,7 (rango 2,3–20,5) puntos a final de seguimiento. El balance articular mejoró en 23º en 7 casos. Todos los pacientes regresaron a sus actividades diarias en 4 (2-7) semanas. Como complicación se produjo parestesia digital resuelta de forma espontánea en 3 semanas en un caso.

Conclusiones:

La disminución del dolor y mejoría en la discapacidad percibida sugieren que la denervación es una técnica útil. Sus principales ventajas son la sencillez, recuperación precoz, baja tasa de complicaciones y que no compromete una cirugía de rescate ulterior. El objetivo es disminuir el dolor por lo que no debemos esperar aumento en el balance articular, aunque en algunos casos puede ocurrir. Creemos que hay un lugar para la denervación en el tratamiento de la artrosis IFP cuando la movilidad es funcional, la articulación estable y el dolor no se puede manejar de manera conservadora.