Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


Técnica de mini-abordaje longitudinal vs Técnica de mini-abordaje transversal para la liberación del túnel del carpo. Estudio retrospectivo.

Autores:

MARTIN EZEQUIEL GONZALEZ PISANO, ALEJANDRO FIGUEROA MATA, FRANCISCO JAVIER CALDON VILLAR, FELIPE ALONSO CALVO, JOSE LUIS RUIZ ARRANZ

Categoría:

Mano y muñeca

Introduccion:

El síndrome del túnel del carpo es una patología vista con mucha frecuencia en los servicios de traumatología. Debido a su frecuencia y a que la cirugía presenta buenos resultados, a menudo, no se profundiza en la evaluación de la técnica aplicada habitualmente realizando una comparación con técnicas alternativas.

Objetivos:

Dar fundamentos científicos para la elección de una técnica quirúrgica, teniendo en cuenta la reproductibilidad de la misma y el riesgo-beneficio al aplicarla.

Material y metodología:

Se seleccionaron 9 pacientes que fueron intervenidos mediante la técnica de mini-abordaje longitudinal y 9 pacientes mediante la técnica de mini-abordaje transversal. La selección se realizó siguiendo los siguientes criterios de exclusión: intervención de liberación del túnel del carpo en mano contralaretal, fractura de radio distal ipsilateral y atrofia severa de musculatura tenar. Se les realizó el Boston Carpal Tunnel Questionnaire restrospectivamente para la evaluación prequirúrgica y en el momento de la realización del estudio para la evaluación postquirúrgica, y se les preguntó sobre el reinicio de la actividad manual postquirúrgica, disestesias en la cicatriz y satisfacción estética de la misma.

Resultados:

El estudio muestra que los pacientes mejoran de los síntomas provocados por el síndrome del túnel del carpo sin diferencias estadísticamente significativas entre las 2 técnicas estudiadas. Sin embargo, si existen diferencias cuando evaluamos el reinicio de las actividades manuales postquirúrgicas, las disestesias en la cicatriz y la satisfacción estética de la misma. Los pacientes intervenidos mediante la técnica de mini-abordaje transversal reiniciaron las actividades manuales antes que los intervenidos mediante la técnica de mini-abordaje longitudinal, presentaron menos disestesias en la cicatriz y tienen una mayor satisfacción estética de la misma.

Conclusiones:

Conocer y adiestrase en diferentes técnicas quirúrgicas que resuelven una misma patología es importante para cualquier cirujano, ya que otorga la capacidad de evaluar el nivel de dificultad al reproducirla y los riesgos-beneficios de su aplicación. Este estudio muestra que la aplicación de la técnica de mini-abordaje transversal puede reducir el tiempo de reinicio de la actividad manual y mejorar las disestesias en la cicatriz, así como mejorar la satisfacción estética de la misma. Para confirmar estos resultados es necesario realizar un estudio prospectivo.