Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


Hematomas a tensión por anticoagulantes en extremidades: ¿más morbimortalidad que las fracturas de cadera?

Autores:

MARÍA GALÁN OLLEROS, JOSE ANTONIO VALLE CRUZ, ALICIA COLLADO GOSÁLVEZ, FRANCISCO ALBERTO RODRIGUEZ GONZALEZ, ANA MARIA GONZALEZ PEREZ, FERNANDO MARCO MARTINEZ

Categoría:

Generalidades - ciencias básicas

Introduccion:

Las complicaciones del tratamiento con fármacos anticoagulantes han sido ampliamente descritas, si bien, los hematomas a tensión en extremidades son frecuentemente infravalorados, considerándose en muchos casos patologías banales. A pesar de que el drenaje precoz es lo recomendado, no siempre es posible realizarlo.

Objetivos:

Determinar las características de los pacientes con hematomas a tensión por anticoagulantes en extremidades drenados quirúrgicamente y analizar morbimortalidad y datos relacionados con la hospitalización por esta causa.

Material y metodología:

Estudio observacional descriptivo retrospectivo, incluyendo a pacientes con hematomas atraumáticos en extremidades por anticoagulantes intervenidos por Traumatología entre 2014-2017 en el HCSC. Se filtraron los episodios con diagnóstico al alta codificado según eCIE10ES como “M79.81: Hematoma no traumático de tejidos blandos” y “T45.515: Efecto adverso de anticoagulantes” seleccionando aquellos localizados en extremidades y que habían requerido drenaje quirúrgico y se recogieron diferentes variables.

Resultados:

De 39 pacientes se incluyeron finalmente a 32 (7 se excluyeron por no requerir drenaje quirúrgico). 81% eran mujeres, edad media de 81,44 años e Índice de Comorbilidad Charlson de 6,16. El 66% se localizaron en pierna/pie, 22% en muslo/glúteo y 19% en miembro superior. El 78,13% consumían acenocumarol (sintrom®), 15,63% HBPM y 3,13% NACOs, siendo 59,38% de casos por FA, 15,63% por valvulopatías/prótesis valvulares y 12,5% por TEP/TVP. La Hb inicial fue <12 mg/dl en 22 pacientes y el INR>1,2 UI en 23 pacientes. El tiempo medio desde el diagnóstico al drenaje quirúrgico fue de 2,66 días, principalmente por alteraciones de la coagulación. Un 46,88% fueron reintervenidos para nuevo drenaje, cura o cobertura del defecto cutáneo y 3 pacientes precisaron embolización. Fue necesaria la valoración por otras especialidades en el 78,1%. La estancia media fue de 22,34 días y tasa de mortalidad intrahospitalaria de 9,38%.

Conclusiones:

Los hematomas a tensión por anticoagulantes en extremidades acontecen en pacientes pluripatológicos y frágiles. Habitualmente el drenaje quirúrgico se retrasa por multitud de factores lo que aumenta el riesgo de necrosis cutánea y complicaciones médicas, así como la necesidad de reintervenciones. En nuestro estudio, los datos de estancia media y tasa de mortalidad son superiores a los de las fracturas de cadera, por lo que no debemos subestimar esta patología.