Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


AVULSIÓN DE LA TUBEROSIDAD TIBIAL ANTERIOR EN ADOLESCENTES

Autores:

PABLO CHECA BETEGÓN, CAMILLA ARVINIUS , MARIA ISABEL CABADAS X, FERNANDO MARCO MARTINEZ

Categoría:

Infantil

Introduccion:

La avulsión de la tuberosidad tibial es una lesión infrecuente, característica del adolescente joven y deportista, cuando la fisis sufre cambios fisiológicos que la debilitan.

Objetivos:

Nuestro objetivo es analizar nuestra experiencia con esta lesión

Material y metodología:

Estudio descriptivo retrospectivo de pacientes de nuestra base de datos que sufrieron esta fractura entre 2011 y 2017. Evaluamos: características demográficas, peso y talla, tipo de tratamiento empleado, tiempo de inmovilización, descarga y hasta reincorporación deportiva.

Resultados:

Analizamos 10 pacientes, 11 rodillas, todos varones, con una edad media de 15,1 años (13-16). 8 de los pacientes practicaban deporte y el principal mecanismo causal fue deportivo (73%), fundamentalmente el fútbol (4 casos). El IMC promedio fue de 23,91 kg/m (18,37-27,88), presentando tres de los pacientes sobrepeso (IMC>25). La fractura más frecuente fue el tipo IV (36,36%) de la clasificación de Ogden. 5 casos se trataron conservadoramente, aunque dos requirieron reducción en quirófano; frente a 6 quirúrgicos, todos con tornillos canulados, necesitando tres de ellos algún gesto asociado sobre el tendón rotuliano. El tiempo promedio hasta la cirugía fue de 1,33 días (0-5) y 7 casos se intervinieron de urgencias. El tiempo promedio de descarga fueron 30 días (12-45), 28 días en el grupo conservador frente a 31 en el quirúrgico. El tiempo promedio de consolidación fueron 44 días (27-59), con una reincorporación deportiva promedio de 21,61 semanas (11,14-36,71), siendo de 17,89 semanas en el grupo conservador y de 24,71 en el quirúrgico. Se registró un caso de molestias del material de osteosíntesis, que no requirió medidas adicionales.

Conclusiones:

Son fracturas poco frecuentes, con habitual compromiso intraarticular que en algunos casos requieren tratamiento quirúrgico, incluso con gestos asociados sobre el aparato extensor, pero que presenta buenos resultados clínicos y radiológicos pese a las distintas modalidades terapeúticas, permitiendo generalmente reincorporación a la actividad previa.