Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


¿LA INFILTRACIÓN DE FACTORES PLAQUETARIOS DEMORA LA NECESIDAD DE TRATAMIENTOS INVASIVOS EN PACIENTES CON GONARTROSIS?

Autores:

MARÍA DEL CARMEN GONZÁLEZ JARA, MIGUEL ANGEL PALAZON BANEGAS, FRANCISCO LAJARA MARCO, MARÍA DEL MAR DÍEZ GALÁN, ELENA BLAY DOMINGUEZ, JUAN ANTONIO LOZANO REQUENA

Categoría:

Rodilla

Introduccion:

El aumento en la prevalencia de gonartrosis ha provocado un incremento del gasto sanitario. Una de las herramientas disponibles para retrasar o evitar tratamientos invasivos, artroscopia (CAR) o prótesis de rodilla (PTR), puede ser las infiltraciones de plasma rico en plaquetas (PRP).

Objetivos:

Determinar si la infiltración con PRP demora la necesidad de tratamientos invasivos en pacientes con gonartrosis.

Material y metodología:

Se analizaron pacientes con gonartrosis tratados mediante infiltración intraarticular de plasma rico en plaquetas (PRP) en nuestro centro. Criterios de inclusión: pacientes >59años, IMC < 36 Kg/ m2, WOMAC dolor>8 y gonartrosis grado II-IV de Kellgren-Lawrence. Criterios de exclusión: enfermedad reumática, antiagregantes o anticoagulantes. Se les realizaron tres inyecciones intraarticulares de PRP-HM en intervalos de siete días. Se recogieron los tratamientos previos, el momento y paso de los pacientes a tratamientos invasivos. Finalmente se procedió al tratamiento estadístico de los datos.

Resultados:

Entre octubre de 2010 y junio de 2014, se incluyeron en el estudio 64 pacientes, hubo 7 pérdidas de seguimiento. Finalmente se estudiaron 67 rodillas (57 pacientes), con una edad media de 64 años, 70,15% mujeres. El 46% eran Kellgren grado III. 24 rodillas habían recibido tratamientos previos. Tras un seguimiento medio de 34 meses, 32 rodillas continuaron en tratamiento con PRP, 10 rodillas pasaron a ácido hialurónico y 25 rodillas a tratamientos invasivos (6 CAR y 19 PTR). La CAR se realizó tras una media de 14 meses de la primera infiltración con PRP y la PTR tras 37 meses. La puntuación media de dolor en el WOMAC, el IMC medio y la proporción de pacientes con Grados III-IV de Kellgren fue mayor en el grupo de pacientes que pasaron a tratamientos invasivos (p<0,05).

Conclusiones:

El tratamiento con PRP en pacientes con gonartrosis puede demorar la necesidad de artroscopia de rodilla una media de 14 meses y la implantación de prótesis entre 10 y 46 meses.