Con el patrocinio de SANOFI

VISOR COMUNICACIONES

Visor de comunicaciones patrocinado por:

Buscar por:


MANEJO Y SUPERVIVENCIA DE LOS PACIENTES CON ENFERMEDADES METASTASICAS DE HUESOS LARGOS

Autores:

ANE BADIOLA LECUE, JOSU MERINO PEREZ, NEREA HERNANDEZ GONZALEZ, IRAIA ARTEAGOITIA COLINO, JON ANDER PEREZ BRAVO, LUIS Mª AREIZAGA HERNANDEZ

Categoría:

Tumores (cualquier zona)

Introduccion:

La metástasis ósea es tras las de pulmón e hígado la localización más importante de la enfermedad metastásica. En las últimas décadas el manejo de las metástasis óseas ha cambiado siendo posible el aumento de la supervivencia en los pacientes con esta enfermedad. Además, el avance de las pruebas diagnósticas, la mejoría de los tratamientos oncológicos y el aumento de opciones quirúrgicas son clave en la obtención de dicho objetivo.

Objetivos:

Evaluar la supervivencia media de los pacientes que presentan enfermedad metastásica en huesos largos. Comparar la supervivencia de los pacientes tratados mediante intervención quirúrgica frente a los tratados de forma conservadora. Valorar si existe diferencia entre la supervivencia de los pacientes intervenidos de forma programada con respecto a aquellos intervenido de forma urgente.

Material y metodología:

Estudio retrospectivo de 90 pacientes con enfermedad metastasica de huesos largos tratados en nuestro centro entre los años 2006 y 2013. La edad media del diagnóstico del tumor primario fue de 62 años [35-92]. La edad media del diagnóstico de la metástasis fue de 65 años [40-93].

Resultados:

En el 85,6% de los casos el tipo de tratamiento recibido fue quirúrgico. En el 14, 4 % de los casos el tipo de tratamiento recibido fue conservador. El 32.2 % de los pacientes sufrieron complicaciones médicas postoperatorias. El 11.1% de los casos sufrieron complicaciones traumatologías. La supervivencia media de nuestros pacientes fue de casi 13 meses desde el diagnóstico de la metástasis. No existen diferencias estadísticamente significativas entre los pacientes tratados de forma conservador, con respecto a los pacientes tratados de forma quirúrgica. Tampoco existen diferencias estadísticamente significativas entre los pacientes intervenidos de forma urgente con respecto a los pacientes intervenidos de forma programada.

Conclusiones:

En nuestra serie la supervivencia media es de casi 13 meses desde el diagnóstico de la metástasis, lo que debería animarnos a los traumatólogos a operar a estos pacientes ya que nuestro tratamiento va a tener un gran impacto sobre su calidad de vida. 
Sin embargo, es necesario valorar cada caso mediante protocolos para poder ofrecerle al paciente la mejor alternativa terapéutica posible.